fbpx
  • El Víctor Universitario, un grafiti del pasado

    ¿Qué misterio guardan estas centenarias pintadas en rojo del Barrio Gótico?

Vandalismo universitario con siglos de historia

Lo que en un primer momento parecen ser confusos símbolos pintados en rojo, en realidad son letras que esconden secretos de tiempos remotos.

En su paso por las transitadas calles del centro histórico de Barcelona en la ruta de Historias y Leyendas del Barrio Gótico, nuestros clientes más curiosos suelen detenerse frente a lo que parece ser en un primer momento un confuso conjunto de símbolos pintados en rojo. Si uno se fija bien, sin embargo, enseguida descubre que son letras y que, a pesar de su aparente desorden, tienen en su unión un significado muy concreto.

Los llamados Víctores Universitarios, que tienen algo de los modernos grafitis aun siendo de origen renacentista, eran inscripciones de reconocimiento a la graduación de estudiantes. Por ello, los Víctores que han sobrevivido entre las callejuelas de Barcelona suelen estar situados, en su gran mayoría, cerca de edificios universitarios. En esas sopas de letras y signos siempre se puede leer en anagrama la palabra ‘victor’, en mayúsculas, junto al nombre o apellido de la persona a la que daba honor dicha inscripción.

Como explicamos también en nuestro Slow Gothic Tour, si bien se conoce que el rojo de dichas pintadas procedía de pigmentos animales o vegetales, la autoría de las mismas sigue siendo a día de hoy un misterio. Sin embargo, las hipótesis más aceptadas apuntan a que eran los mismos estudiantes lo que se vitoreaban entre ellos para comunicar al mundo sus gestas universitarias. Cuanto más rico era el pupilo, a mayor tamaño y altura se inscribía su Víctor. De una importante familia debió ser, entonces, el propietario del “Víctor Huguet” situado en la fachada del antiguo Hospital de la Santa Creu en la Calle del Carme y que sigue sorprendiendo tanto a turistas como locales por su magnitud y buen estado de conservación. Probablemente dedicado a un médico recién doctorado, debido a su proximidad a la Real Academia de Medicina situada en el edificio anexo.

¿Qué significa Víctor ?

El anagrama, que deriva de la palabra latina vitor, equivaldría a la exclamación actual de “viva” y precedía el nombre de algún nuevo doctor cuando acababa de graduarse. Algunos expertos remontan el origen del símbolo de los Víctores al sueño que tuvo el emperador romano Constantino antes de una batalla, en el que lo visualizó y pronunció: in hoc signe vinces (con este signo vencerás).

En la fachada del Archivo de la Corona de Aragón, entre la Plaza del Rey y el absis de la Catedral, aguardan otros dos ejemplares, uno dedicado a alguien llamado “Viñals” y otro que, visiblemente más deteriorado, debió celebrar a alguna personalidad destacada por su gran tamaño. En el barrio de Sant Pere, coronan la esquina entre la Placeta de Marcus y la Calle Assaonadors otros dos Víctores. Uno conmemora el triunfo de un estudiante con apellido “Teixidor” y el otro alude a una tal “Eva” que, aunque podría llevarnos a pensar que se trataba de una mujer doctorada, debió corresponder en realidad a las iniciales de algún hombre, ya que el acceso a estudios universitarios fue vetado a las mujeres hasta bien entrado el siglo XX.

Estos y otros ejemplos de este tipo de inscripciones se suman al encanto y el misterio de las calles del Barrio Gótico de Barcelona y añaden otro elemento más al pasado de una ciudad que aún mantiene un peso decisivo.

¿Te animas a descubrirlo por ti mismo?

Aquí tienes todos los detalles de nuestras rutas.