fbpx
  • Las plateas de L’Eixample

    Los patios interiores se llenan de vecinos y música solidaria durante el confinamiento.

Conciertos entre vecinos

Si de algo nos estamos dando cuenta durante este confinamiento es que la capacidad imaginativa de las personas no tiene límites y que la música, como arte universal, consigue hacer cosas mágicas. En Barcelona, y -en concreto- en L’Eixample, lo estamos experimentando de una forma particular. Los patios que encierran las históricas manzanas de este barrio han vivido estos días algo que, seguramente, no había ocurrido nunca antes.

Diariamente, cuando cae la noche, a las ocho en punto, los balcones empiezan a llenarse de vecinos que comparten un largo aplauso solidario para homenajear al personal sanitario. Al cese de esas palmas, se produce la magia. Ya sea a capela, con la ayuda de instrumentos o con un simple altavoz, la música empieza a ocupar ese enorme hueco entre edificios que era antes el patio. Entre gritos de ánimos y bailes que quieren sobrepasar las barandillas, los vecinos comparten un canto de alegría que, a pesar de durar unos instantes, les recuerda que no están solos en esto.

L’Eixample, foco cultural en la cuarentena

Hoy he salido al balcón porque tenía la necesidad de cantar. Juntos saldremos de esto, unidos somos más fuertes y volveremos por todo lo alto”. Este es el mensaje que mandaba la cantante Ruth Lorenzo a sus vecinos antes de empezar un pequeño concierto en un patio del Eixample de Barcelona. La murciana deleitó a sus vecinos con la famosa aria ‘Nessun dorma’ de la ópera Turandot de Puccini y estos respondieron llenando de aplausos el vecindario, como se observa en el vídeo.

Imágenes parecidas a esta se han estado repitiendo en los últimos días por toda la ciudad, especialmente en patios comunes del Eixample como el que comparte Ruth con sus vecinos. Quizás por la “intimidad” que propicia ese tipo de espacio, aislado de aquello “externo”, cualquier muestra de solidaridad en forma de música en los patios de este barrio en particular se convierte en un acontecimiento cultural sin igual.

Ópera solidaria desde el balcón

En otro patio interior del Eixample se grabó uno de los vídeos más virales desde que empezó la cuarentena. En él se aprecia a la soprano barcelonsa Begoña Alberdi emocionando a los vecinos de su manzana. “Salimos con mi marido el primr día de los aplausos para reconocer el trabajo de personal sanitario y la situación fue tan emocionante que sentí la necesidad de cantar”, explicaba la cantante. Así, sin saber el alcance que tendría su iniciativa, Alberdi se dispuso a cantar el aria “Oh, mio babbino caro” de Puccini, a capela y sin calentar.

La respuesta de los vecinos fue impresionante y desde los balcones le aplaudían y pedían “¡Mañana más!”. De eso tratan ese tipo de iniciativas, de superar juntos la angustia y dar esperanza. Estos emotivos momentos suponen un leve alivio en unos días de extrema dificultad que castiga a la población y, en efecto, también a los músicos, que se han visto obligados a cancelar múltiples conciertos, funciones y recitales.

El origen de L’Eixample

Como apuntábamos, una de las claves para entender el éxito y la magia que se desprende de estos conciertos improvisados entre vecinos en el Eixample es la intimidad que generan esos patios interiores. Hasta ahora espacios casi ignorados para los que los compartían, se han convertido en plateas que nada tienen que envidiar a los grandes teatros. Pero, ¿cuál es el origen de esos huecos escondidos dentro de las manzanas de este famoso barrio de Barcelona?

Para entender el inicio de la historia del Eixample hay que remontarse a 1859, cuando se convocó un concurso de proyectos urbanísticos para ensanchar la ciudad. Lo ganaría Ildefons Cerdà, con su famoso Plan Cerdà, controvertido por su apuesta por los espacios verdes. Constituyendo un conjunto arquitectónico modernista único en Europa, el Eixample se construyó en los años de la industrialización de Cataluña, a finales del siglo XIX y comienzos del XX. La parte central, la Dreta de l’Eixample, fue el barrio de la burguesía que introdujo en su casa un estilo propio, el modernismo, reflejo de ese momento. Aunque en esta zona se concentraba un buen número de edificios significativos, el resto de los que había en otros barrios, como el Fort Pienc, la Sagrada Família, Sant Antoni o la Esquerra de l’Eixample, fueron influidos por esta corriente.

El Plan Cerdà

Con su plan urbanístico, Cerdà quería diseñar una ciudad igualitaria, donde no se diferenciaran unos barrios de otros por las condiciones de vida impuestas. Preveía ofrecer los mismos servicios a todo el mundo. El plan de Cerdà se basaba en una gran red de calles perpendiculares y traveseras, todas ellas uniformes, excepto dos vías sesgadas superpuestas (la Diagonal y la Meridiana) y la Gran Via de les Corts Catalanes. Con un gran rigor, el arquitecto previó el reparto uniforme de zonas de servicios, como mercados, centros sociales e iglesias, además de grandes parques.

Las manzanas no eran exactamente cuadradas, ya que, para facilitar la visibilidad, en las esquinas se cortaban los ángulos en forma de chaflán. En el interior de cada manzana solo se permitía construir en uno o dos lados, y el resto del espacio se dejaba para el jardín de los vecinos. Las casas no debían tener más de tres pisos de altura (16 metros), ni ser muy profundas. Cerdà lo concibió así porque consideraba que la salud de los ciudadanos dependía de si vivían en unas casas bien iluminadas por donde circulara el aire limpio de los jardines. Con respecto a los jardines, además de los árboles de las calles y los jardines de cada isla de casas, en cada barrio se hacía un gran parque de entre cuatro y ocho manzanas de extensión.

El encanto de L’Eixample, que aún hoy, como hemos visto, sigue sorprendiéndonos, no son solo los edificios más valiosos que contiene, sino todo su conjunto.

¿Te animas a descubrir Barcelona?

ICONO te lleva donde quieras.

En ICONO creamos experiencias culturales a medida. Como si eres un amante de la arquitectura como si quieres visitar los monumentos más conocidos de Barcelona, te llevamos donde, como y con quien nos digas. Por eso te ofrecemos el servicio de Tours Privados, para que personalices tu visita a la ciudad.

+ BLOG

This post is also available in: Catalán Inglés

×

¡Hola!

Si deseas conocer las ofertas de última hora, escríbenos por WhatsApp.

×